Cómo Hacer Mermelada de Fresa

La mermelada de fresa es una de las conservas más populares y versátiles que puedes hacer en casa. Con su irresistible sabor agridulce y su textura suave y untuosa, es perfecta para untar en tostadas, mezclar con yogur o incluso usar como relleno para pasteles y postres. Además, hacer mermelada casera te permite controlar los ingredientes y ajustar el nivel de dulzura según tus preferencias. Si estás buscando las fresas más frescas y deliciosas para preparar tu propia mermelada en casa, te recomendamos que visites Frutería Morales Romero, donde encontrarás una amplia selección de frutas de alta calidad para tus recetas caseras.

Receta de mermelada de fresa

Aquí tienes una receta básica para hacer mermelada de fresa en casa:

Ingredientes

  • 1 kg de fresas frescas, lavadas, desinfectadas y sin tallos
  • 700 g de azúcar blanco (puedes ajustar la cantidad según tu preferencia de dulzura)
  • Jugo de 1 limón
  • 1 sobre de pectina (opcional, para ayudar a espesar la mermelada)

Paso a paso

  1. Corta las fresas en trozos pequeños y colócalas en una olla grande y gruesa.
  2. Agrega el azúcar y el jugo de limón a las fresas y revuelve bien para combinar.
  3. Deja que la mezcla repose durante 1 hora para que las fresas suelten sus jugos.
  4. Lleva la olla a fuego medio-alto y cocina la mezcla, revolviendo constantemente, hasta que comience a hervir.
  5. Reduce el fuego a medio-bajo y continúa cocinando la mermelada, revolviendo ocasionalmente, durante aproximadamente 30-40 minutos, o hasta que espese y adquiera una consistencia de mermelada.
  6. Si deseas una mermelada más espesa, puedes agregar un sobre de pectina durante el proceso de cocción y cocinar durante unos minutos adicionales.
  7. Retira la olla del fuego y deja que la mermelada se enfríe ligeramente.
  8. Transfiere la mermelada a frascos esterilizados y sella herméticamente.
  9. Deja que los frascos se enfríen completamente antes de almacenarlos en un lugar fresco y oscuro.

Consejos para conservar la mermelada de fresa

Para conservar adecuadamente tu mermelada casera y disfrutarla durante más tiempo, sigue estos consejos:

  • Almacena los frascos en un lugar fresco y oscuro, como un armario o despensa.
  • Una vez abierto, guarda el frasco en el refrigerador y consume la mermelada dentro de unas semanas.
  • Asegúrate de usar frascos y tapas limpios y esterilizados para evitar la contaminación y prolongar la vida útil de la mermelada.

¡Disfruta de tu mermelada de fresa casera en tostadas, panes, postres y más!